• LM& Asoc

¿De qué hablamos cuando hablamos de Inteligencia? Una introducción al Ciclo de Inteligencia




INTELIGENCIA Y OTROS CONCEPTOS: DATO, INFORMACIÓN, SEGURIDAD Y DEFENSA


El término Inteligencia causa una lógica confusión entre aquellos ajenos a la disciplina, asociándose de forma exclusiva, y por tanto también errónea, a otros conceptos como espionaje, Seguridad o Defensa.


De acuerdo al Diccionario de Seguridad e Inteligencia LID, podemos definir Inteligencia como el ‘’producto obtenido tras aplicar a la información técnicas de análisis, de forma que resulta útil al decisor a la hora de tomar sus decisiones con el menor nivel de incertidumbre posible, siguiendo el ciclo de inteligencia’ ’(Díaz, 2003: 162)


Hoy vamos a explicarte qué es el CICLO de Inteligencia (tradicionalmente empleado por servicios y agencias de seguridad e inteligencia estatales) y cómo puede trasladarse al entorno corporativo. La Inteligencia Corporativa es a día de hoy una materia desconocida para la mayoría de la población, aunque el papel de las empresas como productoras y beneficiaras de Inteligencia comienza a contar cada vez con más reconocimiento en importantes sectores profesionales, especialmente en las grandes corporaciones.


Pero, en primer lugar, será necesario aclarar qué es y qué no es Inteligencia. Una confusión común es la de asimilar DATOS, INFORMACIÓN e Inteligencia como concepto único. Veamos a continuación por qué esta percepción no se corresponde con la realidad.


Los datos hacen referencia a ‘’representaciones básicas de atributos de elementos de la realidad que suelen aparecer como conjuntos de caracteres numéricos o alfanuméricos dentro de un documento o sistema de información plasmados en un soporte físico o electrónico’’ (Navarro y Carvalho, 2012: 20). La información, sin embargo, es la materia prima de la inteligencia. La información sería el resultado de la significación de los datos a través de la actividad humana (Ver: Fase de Elaboración) pero dicha información debe ser interpretada para poder considerarse como Inteligencia. La Inteligencia sería, entonces, información elaborada, conocimiento aplicado.


Tampoco Seguridad y Defensa son asimilables a Inteligencia. La seguridad es una situación a la que se llega una vez se logra la protección frente a actores hostiles, actuando libre de riesgos y de amenazas, algo que no implica que estos no existan. Por último, si observamos el concepto de Seguridad frente al de Defensa, veremos cómo la seguridd constituiría, por un lado, la finalidad perseguida, mientras la Defensa, por el otro, los medios que permitirían llegar a la misma.


EL CICLO COMO METODOLOGÍA: DE LA INFORMACIÓN AL PRODUCTO DE INTELIGENCIA


El Ciclo de Inteligencia es una METODOLOGÍA básica de trabajo para la transformación de datos e información en Inteligencia. Podemos entender Inteligencia conforme a estas dimensiones: como proceso, como producto o como organización (Sherman Kent).


La Inteligencia concebida como producto se abordará en la última fase del Ciclo, haciendo referencia a los informes de resultados y resultados de las actividades de inteligencia y contrainteligencia. Mientras tanto, entender la inteligencia como organización nos lleva a pensar en las infraestructuras en donde se desarrollarían dichas actividades.


El Ciclo representa ''la inteligencia como proceso'' y se estructura en las siguientes 4 fases en el modelo español:


1. DIRECCIÓN : Determinación de Necesidad de Inteligencia (NI) y análisis previo situacional. Preparación de un PLAN orientado a la obtención que priorice esas NI. En esta primera fase se efectúa el planeamiento, Mando, Coordinación y Control de los MEDIOS necesarios para la obtención (Fuente: CNI).


2. OBTENCIÓN : Los ÓRGANOS de obtención (unidades del servicio: analistas) son aquellos que se encargan de la explotación de FUENTES de información (fuentes técnicas, documentales o humanas). Las fuentes de información hacen referencia a disciplinas de obtención, pudiendo explotarse múltiples fuentes en el marco de actividades de Inteligencia. Por tanto, las disciplinas de obtención son los medios que permiten la recogida de información que se convertirá en inteligencia.


Un ejemplo de fuente TÉCNICA podría ser la información la obtenida mediante SIGINT-inteligencia de señales. Un ejemplo de fuente DOCUMENTAL, la obtenida mediante OSINT-Inteligencia de fuentes abiertas. Y finalmente un ejemplo de fuente HUMANA-HUMINT, la obtenida por medio de un agente infiltrado. Dentro de esta fase, el último paso consistiría en el procesamiento y entrega a los analistas de la fase de elaboración de la información disponible.


3. ELABORACIÓN: Transformación de información en inteligencia. Mediante subfases: Valoración / Análisis / Integración / Interpretación = Se genera un CONOCIMIENTO (información elaborada) que se plasma, por ejemplo, en un INTREP (informe inteligencia) Este conocimiento, ademas, debe estar sometido a un programa de gestión adecuado que permita su conservación y comunicación:


‘'Un proceso apropiado, mediante la valoración de la pertinencia, oportunidad, fiabilidad y exactitud de las noticias e informaciones recibidas sobre cada una de las actividades seguidas, el análisis de las mismas, la integración con la inteligencia disponible y la interpretación del conjunto’' (Fuente: CNI)


4. DIFUSIÓN : Distribución del PRODUCTO de Inteligencia hasta el destinatario final (CONSUMIDOR de Inteligencia). Esta fase consiste en ‘’la entrega puntual de la inteligencia en la forma apropiada, y por cualquier medio adecuado, a aquellos que la necesitan. También requiere seguridad, conformidad con las necesidades del demandante y un mecanismo de retroalimentación’’ (Fuente: Escuela Superior de las Fuerzas Armadas)


Que el consumidor de Inteligencia precise de la información adecuada en el momento oportuno hace referencia una necesidad inmediata, al PRINCIPIO DE DIFUSIÓN CON OPORTUNIDAD, con la finalidad facilitar el proceso de toma de decisiones. Un producto de Inteligencia Estratégica tendrá generalmente por destino Presidencia, Ministerios y Equipos Asesores.


IMPORTANTE: Este es un modelo teórico. El proceso de producción de inteligencia en la práctica tiene limitaciones de tiempo y recursos y las fases pueden ser más dinámicas y no tanto compartimentos estancos. En un escenario cambiante, pueden surgir nuevos requerimientos de Inteligencia, nuevas necesidades de información (NINFO) que justifiquen el retroceso de la fase de análisis a la de obtención, o también elementos que obstaculicen o comprometan las actividades de alguna de las fases. Numerosos autores han formulado ampliaciones y correcciones del Ciclo ante el surgimiento de nuevas formas de riesgos y amenazas y los cambios en la sociedad (ver: Jordán, 2016. Fuente: Global Strategy)


Finalmente, ¿qué tiene que ver todo esto con la economía y la empresa?


La gestión de la inteligencia empresarial, con ciertos matices, consistiría entonces en la adaptación del CICLO y de sus fases de forma íntegra a la realidad de la organización. La finalidad sería maximizar el beneficio empresarial en vez de la Seguridad Nacional. Próximamente dedicaremos una entrada de este blog a hablar sobre las diferencias entre disciplinas que suelen confundirse en el mundo de la empresa, Inteligencia Corporativa, Business Intelligence y Big Data.


* Si estás interesado en saber más sobre la aplicación de la Inteligencia en el entorno corporativo, no te pierdas nuestra Carta de Servicios y algunos de los ejemplos de Proyectos que podemos realizar. Ofrecemos consultoría en #Inteligencia, #Comunicación y Servicios de #Formación para particulares y organizaciones públicas y privadas. Trabajamos presencialmente en Canarias y de forma telemática para el resto del territorio. Para más información, puedes contactar con nosotros en lauramendezyasociados@gmail.com o mediante nuestro formulario de contacto


Laura Méndez,

Fundadora y Consultora en LM& Asoc

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo